Lo que se viene con Android P, nueva versión del sistema operativo más usado

Tecnología compleja, vida simple. Promete aplicar inteligencia para simplificar la vida del usuario y a la vez darle mayor control sobre sus datos y el dispositivo.

Buena Vida 23/06/2018

0_telefone-samsung.jpg

Todo lo que conocemos hasta la fecha a partir de la versión beta de Android P indica que Google busca que su sistema operativo sea cada vez más inteligente, que su uso sea más sencillo y la interacción más intuitiva, y que el usuario además cuente con un control más estricto sobre sus datos y limite la invasión digital sobre su vida.

 

Energía inteligente

Cuando comenzamos a publicar Tendencias allá por 2012, apostábamos a que para esta fecha el tema de la duración de la batería de los smartphones habría dejado de ser un problema para los usuarios. Pues bien, claramente la cuestión aún no ha sido resuelta, al menos desde los fabricantes de baterías.

Esto ha significado que necesariamente los productores de dispositivos requieran que tanto los componentes como las aplicaciones y los sistemas operativos demanden cada año una menor cantidad de energía para funcionar. Desde hace ya varias versiones de Android, Google resalta en su presentación que el nuevo lanzamiento optimiza el consumo de la carga de la batería comparándolo con su antecesor. Con Android P ha hecho especial hincapié al respecto.

Mediante la aplicación de inteligencias combinadas, el sistema operativo se adapta a su usuario disminuyendo hasta un 30 por ciento el uso de su procesador principal y también las aplicaciones que corren en segundo plano. Aprendiendo del uso, el sistema irá cerrando aplicaciones tomando en cuenta el horario y las costumbres del usuario. Esto provocará que, por caso, durante la noche no permanezcan corriendo en segundo plano las aplicaciones de redes sociales, ya que hasta el día siguiente no serán consultadas.

 

El tema del brillo

La pantalla sigue siendo el componente que mayor cantidad de energía consume, más aún al aumentar sus dimensiones, y, por supuesto, a mayor brillo de pantalla, mayor consumo. La actual función de brillo automático muestra un comportamiento por demás deficiente, lo que provoca que casi todos adaptemos el brillo de la pantalla manualmente, o simplemente lo mantengamos en un valor intermedio que nos satisfaga la mayor cantidad de tiempo posible.

Con Android P, Google pretende que el sistema aprenda de una vez por todas a controlar el brillo de la pantalla de un modo eficiente y cómodo para el usuario. Para ello, el sistema utilizará varias fuentes de información: el modo de uso del propietario del dispositivo y una completa lectura del entorno para detectar cuándo uno se encuentra al aire libre, en un día luminoso y aun recibiendo luz directa del sol.

 

Te conozco

Aprender del usuario: ese es el pilar fundamental de Android P. Así logrará predecir comportamientos para simplificar la operación del dispositivo por parte del propietario. No sólo prioriza en el menú de aplicaciones las más utilizadas (algo que ya está realizando), sino que además sugerirá acciones concretas que el usuario realice habitualmente en determinados horarios, como registro de actividad física, llamar a un contacto destacado, escuchar un estilo musical y buscar el itinerario más rápido a casa.

Al desbloquear la pantalla, el dispositivo mostrará un atajo directo a acciones determinadas. Además, las acciones aparecerán también debajo de los resultados de búsquedas: por ejemplo, comprar los tickets o ver el tráiler luego de buscar una película. Al mismo tiempo, las aplicaciones podrán complementar los datos de búsquedas: así, la app de una cadena de comidas rápidas podrá mostrar su oferta del día si el usuario busca la sucursal más cercana a su ubicación.

 

Un botón menos

De los tres clásicos botones de Android (inicio, atrás y recientes), la versión P elimina este último, y al medio se ve una barra que cumple la función de inicio cuando se lo toca una sola vez o se transforma en recientes si se desliza hacia arriba, e inmediatamente aparece una barra deslizante que nos va mostrando todas las aplicaciones que fueron utilizadas.

 

Control de uso

Finalmente, tal como ya han propuesto otras grandes tecnológicas como Motorola o Apple, Google se suma a la iniciativa de que el usuario tome conciencia de la cantidad de tiempo que les dedica a sus dispositivos móviles. En ese sentido, Android P incorpora un panel con tres herramientas:

· Estadísticas detalladas de uso en las cuales se accederá al tiempo de uso de cada aplicación presentado en modo gráfico (por día y por horarios).

· Temporizador para limitar el tiempo de uso de aplicaciones a elección, lo que impide su utilización hasta el día siguiente.

· Modo noche, para establecer una hora a partir de la cual el dispositivo pasará automáticamente al modo no molestar, el que se podrá activar voluntariamente con sólo colocar el dispositivo con la pantalla hacia abajo.

Abogado Laboral Cordoba

Más de Buena Vida

Comentá esta nota