El final de la era exitosa de Belgrano que empezó con el ascenso ante River

Fueron 7 años y 10 meses en los que el Pirata instaló su nombre entre los elegidos para estar en la elite de nuestro fútbol.

Deportes 08/04/2019

0_belgrano_descenso_.jpg

El 26 de junio de 2011 Belgrano escribió una de las páginas más gloriosas de su historia deportiva al regresar a Primera División en la cancha de River.

 
Seguramente la magnitud del ascenso se engrandeció por el vencido, pues después de más de 100 años de fundado, el Millonario mordía el polvo de la derrota y la pérdida de la categoría se hizo realidad.
 
Pero más allá de todo lo sucedido en aquella tarde fría de invierno en la capital del país, se inició un ciclo altamente exitoso en lo deportivo que en la tarde de ayer, 31 de marzo de 2019, se cerró tras la pérdida de la categoría.
 
Fueron 7 años y 10 meses en los que el Pirata instaló su nombre entre los elegidos para estar en la elite de nuestro fútbol y consiguió cosas impensadas en el arranque del siglo, cuando la quiebra tocó su puerta en 2001.
 
Pero tras la vuelta a Primera y a seis meses de haber conseguido el ascenso, en el Apertura 2011, el conjunto dirigido por el técnico más exitoso de la historia del club, Ricardo Zielinski, concluyó el torneo con 31 puntos a 12 del campeón Boca y compartió el segundo puesto con Vélez, Racing y Colón. En aquel certamen, el equipo que sostuvo la base de los que habían llegado a Primera, desde la fecha cinco se mezcló entre los 10 de arriba y nunca bajo de ese puesto.
 
Fue la vuelta soñada, porque en el Clausura 2012 cuando faltaban cinco fechas, consiguió la permanencia tras vencer a Vélez en Liniers por 1 a 0 con gol de “Cuqui” Silvera. Nada de sufrimiento y mucho para soñar tras el primer año del regreso.
 
La etapa de los torneos locales deparó nuevas sonrisas como conseguir otro segundo puesto en el Inicial 2012, cuando con 36 puntos concluyó a cinco unidades del campeón Vélez, obtener el goleador de un torneo en la máxima categoría por primera vez en la historia con César “el Picante” Pereyra marcando 10 goles en el inicial 2013. Y allí nomás, en la segunda parte de la temporada 2012/13, el equipo alcanzó el primer pasaje a una copa internacional al clasificar a la Sudamericana de ese año.
 
En las tres participaciones que tuvo en el segundo torneo continental de importancia (2013/15/16) el Pirata mostró con orgullo su crecimiento deportivo. Además, en la última participación obtuvo el pase a la segunda ronda, donde fue eliminado por Coritiba de Brasil en el Kempes por penales.
 
Durante este período en Primera, el club de Alberdi logró la promoción de juveniles, hubo muchas ventas de jugadores y se transformó en un equipo “incómodo” para muchos de los “grandes” de nuestra liga. Estos fueron algunos de los logros en este tiempo y lo de molesto para los poderosos se exhibió con triunfos en estos años a Independiente y Racing en cuatro ocasiones, tres veces a River, dos a Boca y una a San Lorenzo.
 
Pero, las malas decisiones, tal vez el pensar que se podía dar un salto de calidad y no haberse preparado correctamente en lo deportivo para ello, comenzó a socavar el cimiento de una estadía en Primera que se terminó ayer a la tarde y que obliga a empezar de nuevo.
 
Ya no fue un tiempo de equipo temible, pues lleva más de dos años sin ganarle a un grande, atrás quedó el sueño de volver a la Suda-mericana y el sufrimiento por el descenso que muchas veces no quiso ser visto por los responsables, se transformó en pesadilla primero y en realidad después.
 
Fueron buenos años deportivos cuando el entrenador fue Ricardo Zielinski, quien permaneció durante cinco temporadas en el banco. Pero después, la idea del cambio trajo incertidumbre y la pérdida del rumbo. Así fue que pasaron Esteban González, Leonardo Madelón, Sebastián Méndez, Pablo Lavallén, Lucas Bernardi y finalmente Diego Osella, para caer hasta Segunda División.
 
Belgrano regresa a la B Nacional con una estructura institucional que está muy por encima de esa categoría, pero deberá ajustar decisiones para que ello pueda mostrarse en un campo de juego y pueda darle la oportunidad de volver rápidamente al lugar que hoy deja vacante.
 

 

Abogado Laboral Cordoba

Más de Deportes

Comentá esta nota