Riquelme al poder

Ameal y Pergolini hicieron toda la campaña, pero el que ganó las elecciones fue Riquelme. El socio se identificó con su aura triunfadora de épocas pasadas. Bajo este esquema de poder, ahora vendrá lo más difícil: gobernar el club.

Deportes 09/12/2019

0_riquelme-ganador.jpg

Ameal y Pergolini hicieron toda la campaña, pero el que ganó las elecciones fue Riquelme.
 
Bajo este esquema de poder, ahora vendrá lo más difícil: gobernar el club. Porque para lograr quedarse con las llaves de la oficina de la presidencia, Jorge Amor entregó las llaves del corazón del club: el manejo del fútbol será, ya es, todo de JR. Se sabe: Román no deja lugares sin ocupar, y desde su cargo de mandamás de la pelota tendrá influencia sobre todo lo demás. Difícil será para Ameal sentir que tiene a Boca bajo control, cuando en ningún momento le puso un contrapeso político -quizá porque simplemente no es posible hacerlo- a una figura del peso del 10.
 
Este domingo quedó claro dónde estaba el poder. La gente, simplemente, decía que había votado “por Riquelme”. Fue el gran elector, porque el socio se identificó con su aura triunfadora de épocas pasadas. Su presencia podrá no garantizar Copas Libertadores, pero sí gana elecciones.
 
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Deportes

Comentá esta nota