Caso Maldonado: la Prefectura nunca había rastrillado el lugar donde se encontró el cuerpo

Existe un informe oficial, elaborado a partir de los trabajos de los buzos, en el que se indica que la búsqueda siempre se hizo "río abajo". El cuerpo fue encontrado, según la Fiscalía, 300 metros pero río arriba.

Judiciales 19/10/2017

0_caso-maldonado.jpg

Existe un único informe elaborado por Prefectura Naval sobre los rastrillajes en el río Chubut. Y ese informe indica que el área en la que encontraron el cuerpo de quien sería Santiago Maldonado no había sido rastrillada antes.

El miércoles, la abogada de Verónica Heredia había asegurado que el sector del hallazgo (300 metros río arriba) ya había sido rastrillado, y en tres ocasiones anteriores a la inspección del martes 17 de octubre.

A partir de allí, tomó fuerza la teoría del cuerpo "plantado", algo que la propia defensora afirmó en la conferencia de prensa que dio la familia Maldonado el miércoles.

 

 

Pero el dato sobre los antecedentes de la búsqueda en ese lugar no coinciden con el informe elaborado a partir de los trabajos de los buzos de Prefectura. En especial, de los integrantes de la Estación de Salvamento y Buceo de Bariloche.

 

Según publica Clarín, el documento, de 29 páginas, dice que la geografía a la que se abocaron en las búsquedas anteriores fue desde la llamada "Zona Cero" (donde se produjo el choque de Gendarmería con los manifestantes, el pasado 1° de agosto) fue río abajo, hacia Esquel, recorriendo una extensión de 60 kilómetros.

De acuerdo a este texto oficial, no hicieron foco río arriba. "En otras palabras, en las siete jornadas que duraron las pesquisas fluviales no rastrillaron en dirección a El Bolsón", afirma el periodista Claudio Andrade.

“La búsqueda subácua fue efectuada en un área de 30 metros de ancho aproximadamente por 400 de largo aproximadamente en una profundidad que variaba de 1m a 1,50 m.”, indica el informe respecto del 5 de agosto, cuando comenzó la actividad.

Aquel día, el juez federal Guido Otranto, por entonces a cargo de una de las causas, lideró un operativo en el interior de Cushamen que terminó frustrado ante la resistencia de los propios mapuches a que se avanzara por “Territorio y Aguas Sagradas”.

Los buzos dejaron constancia del momento: "A esta altura no se pudo continuar con la actividad debido a la negativa de la comunidad mapuche que considera a las aguas del río como sagradas”.

Las siguientes fechas en el caudal fueron el 16 de agosto, 8, 12, 13, 15 y 16 de septiembre.

El documento abunda en que el rastrillaje arrancó en la "Zona Cero" y hacia la izquierda en el sentido de la corriente.

¿Por qué no se buscó del otro lado a lo largo de varios kilómetros?

Por dos motivos:

1. El primero es que la correntada hacía suponer que si una persona se había ahogado para quedar flotando, esta sería empujada sectores abajo. La lógica física predominaba sobre cualquier intuición opuesta, según hicieron entender especialistas a Clarín.

2. Y segundo, porque de acuerdo a lo que indican voces de la propia fuerza, las órdenes eran precisas y claras: la búsqueda debía hacer acento río abajo y no lo contrario. Los buzos de Prefectura Naval al fin de cuentas integran una estructura y siguen las consignas que les marcan sus superiores, señaló una alta fuente.

Abogado Laboral Cordoba

Más de Judiciales

Comentá esta nota