Incendio en Villa Albertina: comienza el juicio por la catástrofe que puso en riesgo el Museo Fernando Fader

La causa del terrible hecho ocurrido a mediados de agosto del 2020, tiene como principales acusados a los primos Raúl y Pablo Castro, vecinos del paraje rural Cerro Negro.

Judiciales 29/09/2021

47_incendio-villa-albertina-guzman.jpg

En los primeros días de octubre del corriente año, en los Tribunales de Deán Funes se celebrará el juicio oral y público por el incendio que se originó cerca de los parajes rurales Cerro Negro y Villa Albertina, y que desató una catástrofe natural en los Departamentos Ischilín, Punilla y Cruz del Eje en el año 2020.
 
La causa tiene como principales acusados a los primos hermanos Pablo y Raúl Castro, de 37 y 40 años respectivamente. 
 
Durante la madrugada del sábado 15 de agosto de 2020, una dotación de la Patrulla Rural de Ischilín aprehendió en flagrancia a Raúl Castro, muy cerca de donde se originó el voraz incendio y con encendedores entre sus pertenencias. 
 
Una fuentes judicial, indicó a Mirá El Norte que Raúl declaró ante la fiscal Pochettino que el incendio que provocó intencionalmente fue un encargue, aparentemente, de su primo Pablo. 
 
A los pocos días de ser detenido, el único sospechoso de la investigación recuperó la libertad porque presentaba una supuesta discapacidad que no se pudo acreditar, por lo que la Fiscalía ordenó nuevamente su detención días después. 
 
Pablo, el segundo implicado y sospechoso de ser el autor intelectual del hecho, fue detenido el jueves 27 de agosto por resistencia a la autoridad en la vía pública, luego de que la declaración indagatoria de su primo hermano complicara su situación judicial. 
 
La imputación
 
Ambos están imputados por el presunto delito de “incendio doloso doblemente calificado” y, según se conoció, la segunda calificación fue motivada por el riesgo de destrucción a la que estuvo expuesta la estructura del Museo Fernando Fader, considerada tesoro cultural, cuando las llamas llegaron al pueblo de Ischilín. 
 
A un año del mayor desastre natural que sufrió el norte de Córdoba en su historia, en el juicio próximo, se intentará determinar si Pablo Castro tenía orquestado un plan para quemar campos y aprovecharse del desaliento de los productores rurales para comprarlos o acercar potenciales clientes. 
 
Se sospecha que mandó a quemar los campos intencionalmente para que los pequeños productores quebraran y de esta manera vendieran la tierra más barata”, añadió este cercana a la investigación. 
 
El incendio 
 
Las características del monte nativo de la zona (espinoso) y las pasturas secas complicaron el inicio del trabajo de los 150 efectivos de distintas dotaciones que lo combatían, y la cabeza del fuego de unos 2500 metros se desplazó con rapidez y arrasando con todo a su paso hacia Ischilín y Ongamira, para luego invadir suelo de los Departamento de Punilla y Cruz del Eje donde dejó en cenizas una veintena de viviendas y complejos de cabañas. 
 
La dimensión del operativo que duró poco más de una semana, promovió la participación de la Municipalidad de Deán Funes que se ofreció albergar y alimentar a todos los cuerpos que participaron, sumado a las políticas económicas que instrumentó el Gobierno Provincial para remediar el daño causado.
 
 
 
 
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Judiciales

Comentá esta nota