Incendios en el norte: la caída de un rayo y de un transformador de energía, las hipótesis de la investigación judicial

La fiscal, trabaja en la búsqueda de un vestigio que la lleve establecer si hubo o no negligencia humana en la mayor catástrofe natural se haya visto en el norte por contexto y trascendencia.

Judiciales 08/10/2021

47_incendio-en-san-jose-de-la-dormida-caminiaga-7.jpg

La Fiscalía de Instrucción Deán Funes que tiene a cargo la investigación de los incendios originados el 1 y 2 de octubre en el norte de Córdoba, sostiene por ahora dos hipótesis firmes en las que asienta la pesquisa.  
 
Caminiaga 
 
Sobre el ocurrido el viernes por la tarde en Caminiaga, Departamento Sobremonte, el indicio más firme que surgió unas horas después de haberse generado el foco que arrasó con unas 50 mil hectáreas; es la caída de un rayo en una palma caranday tras una tormenta que curiosamente no tuvo precipitaciones, de acuerdo el testimonio aportado por lugareños. 
 
Para tener en cuenta, esta planta autóctona de la región se convierte en una especie de volcán que lanza bolas de fuego que alcanzan los siete metros de distancia una vez que se enciende, y se presume que esta característica, sumada a las fuertes ráfagas de viento, pudieron contribuir con la propagación veloz que tuvo este frente de incendio.
 
El Bañado
 
Sobre el siniestro que tuvo origen en El Bañado, un paraje rural que se encuentra situado al noroeste de San José de la Dormida, la presunción judicial es que lo pudo haber provocado la caída de un poste o un transformador de energía eléctrica.
 
Así mismo, la fiscal Fabiana Pochettino, que estuvo recorriendo el viernes esta zona afectada, señaló a Diario Primer Informe que aguardan las pericias científicas para determinar la causa eficiente que provocó el incendio forestal. 
 
Lo que hemos hecho hoy es tratar de recabar la mayor cantidad de datos de todas las personas que intervinieron, de los lugareños también que dieron aviso para tratar de establecer con qué rapidez el fuego se extendió y llegó hasta la ruta, todos son coincidentes en establecer que ha sido un día terrible de viento”, expresó la fiscal, añadiendo que por las condiciones que presentaba el territorio en la zona de Caminiaga los peritos no pudieron ingresar al lugar.
 
La delegación judicial de expertos estuvo integrada por un gabinete de la Policía Científica y otro Físico y Mecánico, además de peritos de los Bomberos Voluntarios.
 
Daño irreparable 
 
Por otro lado, también desvelan a la funcionaria judicial las tres vidas humanas y la de miles de animales que murieron durante las siete jornadas, además de las 70 mil hectáreas de monte nativo que consumieron y el perjuicio irreparable que sufrió el ecosistema de la fauna autóctona. 
 
Las víctimas
 
La primera víctima fue hallada el sábado en el Paraje San Felipe de la localidad Villa de María, Departamento Río Seco, donde la policía encontró en un recorrido un Volkswagen Gol completamente quemado, informó el Ministerio de Seguridad vía Twitter. Junto al vehículo fue hallado el cuerpo incinerado del conductor, Miguel Antonio Armas, un hombre de 48 años de edad, quien se sospecha fue sorprendido y emboscado por el fuego. 
 
En referencia a los otros dos jóvenes de 21 y 27 que murieron, también se intuye que fueron abordados por el frente de un incendio de enorme dimensiones mientras circulaban por la ruta nacional 9, a la altura del paraje El Bañado, en automóvil Ford Ka. Uno de ellos falleció (27) en el lugar, en tanto que el deceso del segundo se produjo a los pocos días en el Instituto del Quemado de Córdoba Capital. 
 
Negligencia
 
Al igual que con el incendio de Villa Albertina ocurrido a mediados del año 2020, que tiene dos personas imputadas y que serán enjuiciadas en los próximos días en los Tribunales de Deán Funes, la fiscal trabaja en la búsqueda de un vestigio que la lleve establecer si hubo o no negligencia humana en la mayor catástrofe natural se haya visto en el norte por contexto y trascendencia. 
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Judiciales

Comentá esta nota