Deán Funes: la obra social Osecac finalmente autorizó el andador para Ana Paz

Así lo expresó su mamá a través de la red social Facebook, el mismo canal donde denunció lo sucedido.

Sociedad 31/01/2019

0_mariana-castro-osecac.jpg

Luego de la protesta pública que realizó en Facebook Mariana Castro a la obra social Osecac, finalmente dio sus frutos. 
 
Mariana es mamá de Ana Paz, una niña de 10 años oriunda de la ciudad de Deán Funes que padece parálisis cerebral espástica, una patología de nacimiento crónica no evolutiva que imposibilita la relajación de los músculos o tenerlos rígidos,  producidos por las células nerviosas de la capa externa del cerebro no funcionan correctamente. 
 
Ella nació a los 5 meses y medio de gestación con un grado de prematurez avanzada y fue lo que le provocó la parálisis.
 
Su mamá, Mariana, había contado a este medio parte de la historia de la pequeña y los vaivenes que tiene que pasar cada año con la obra social.
 
En el año 2018, se le realizó una rizotomía dorsal, una cirugía muy compleja en la zona de la espalda. La obra social osecac tardó más de un año en aprobarla y se logró mediante una medida cautelar. 
 
En ese momento, Ana  recibió una silla de ruedas postoperatoria y un aparato para mantenerse de pie llamado bipedestador que se consiguió a través de vía judicial y no por los derechos que le corresponden.  
 
En el último año la pequeña ha evolucionado y requería de un andador específico postural y posterior para poder caminar que es ultraliviano, que mantiene el control del torso y cadera para que logre pararse sin dificultad.
 
La obra social Osecac le ofrecía otro andador que no reúne las características físicas y técnicas acordes a la patología de Ana, porque maneja una sola mano y el aparato pesa aproximadamente 20 kilos que coincide con el peso de la niña.
 
La mamá de la niña pudo plantear la situación ante Defensa Pública de Menores en Tribunales Federales, quien libró un oficio de carácter de urgencia obligando a la obra social que cubra lo que tiene que cubrir. 
 
De no haber obtenido el andador rápidamente, Ana involucionaría ya que sus piernas hubiesen comenzado a atrofiarse y ante esa situación debía ser operada de sus tendones y su postura corporal volvería a una posición fetal.
 
La desesperación de Mariana la llevó a cortar la calle el lunes 14 de enero frente a la obra social Osecac, para conseguir una respuesta positiva. “El sueño de Ana es caminar, patinar y bailar”, expresó la mamá de Ana Paz a Mirá el Norte.
 

Abogado Laboral Cordoba

Más de Sociedad

Comentá esta nota