Estudiantes de Quillovil, el club que le devolvió la pasión a Villa de María de Rió Seco

Mirá como surgió la idea de crear esta institución que hoy es protagonista en el campeonato de la Liga Ischilín.

Sociedad 12/10/2018

0_estudiantes-de-rio-seco-ni-o.jpg

Hasta el momento no existe una explicación lógica para determinar con exactitud lo que genera el fútbol en los hinchas argentinos. De lo que sí podemos hablar, es de los estados emocionales que provoca en toda una sociedad las acciones que lleva adelante un club. 
 
Esta es la historia de Estudiantes de Quillovil, una institución deportiva que le devolvió la pasión a Villa de María de Río Seco, una localidad del norte de Córdoba ubicada sobre la ruta nacional 9 norte a 26 km del límite con la provincia de Santiago del Estero.
 
La idea de fundar el “Pincha”, fue de un grupos de estudiantes oriundos de la localidad que alejados de sus raíces decidieron volver e instalar con fuerza en la sociedad el sentido de pertenencia. “El nombre surgió conEstudiantes Fracasados”, ya que la mayoría habíamos regresado sin el título universitario, pero cuando empezamos a formalizar la idea tuvimos que darle un nombre apropiado y se pensó en un término de identidad y se pensó en nuestros orígenes, en los pueblos originarios y de ahí surge Quillovil que en la lengua Quechua es río sin cause, el primer nombre de Río Seco”, explicó Javier Avendaño a Mira El Norte, uno de los fundadores del proyeccto. 
 
"Cuando nos instalamos en nuestro pueblo teníamos en mente crear un proyecto deportivo que pueda perdurar en el tiempo con un objetivo definido, unir a toda la sociedad. Por esa razón, también propusimos actividades culturales ya que el grupo cuenta con muchos músicos y artistas", apuntó. 
 
LOS COLORES
 
“Los colores que se eligieron para la institución fueron el celeste por los colores patrio, el negro y el blanco son de base, el rosa fue una incorporación de un color estigmatizado por connotaciones negativas en un ambiente machista como es el fútbol, buscando romper esa barrera”, señaló.  
 
El club que fue fundado oficialmente el 1 de agosto de 2015, empezó a hacerse conocido en torneos comerciales de la zona hasta que en el año 2017, surgió la idea de participar del campeonato de la Liga Ischilín de Fútbol donde lleva dos campañas peleando las primeras posiciones. 
 
TRASCENDER
 
A pesar de la pasión que despertaron en todo el pueblo, el trabajo para solventar los gastos mensuales es sacrificado y es a base de eventos, ventas de comidas típicas, del aporte de los socios y del sector comercial.
 
Hoy en día todo es muy sacrificado, no tenemos predio y entre los entrenamientos y el partido de local tenemos un gasto de mil quinientos pesos por semana. Nuestro sueño sería tener uno para hacer un trabajo de inferiores importante y contener a nuestro jóvenes ante todos los flagelos, por eso ya estamos trabajando para tener nuestra personería jurídica y poder gestionar bienes interesantes que nos permitan trascender”, completó Javier. 
 
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Sociedad

Comentá esta nota