Los cercanos a Schiaretti en esta puja política

Más allá de sus orígenes y valores radicales, es difícil imaginar que Luis esté del lado opuesto en esta contienda electoral.

Sociedad 01/08/2021

22_luis-carrizo-schiaretti.jpg

Si hay algo que supo hacer Juan Schiaretti en estos años de poder frente a la administración provincial, fue cosechar más amigos que enemigos. El “Gringo”, como se lo conoce en el ambiente político, remarcó su modelo de gobernar armonizando con sus pares y hasta con los que lo resisten. 
 
Políticamente hablando, se sentó a dialogar y a limar asperezas con todos los sectores productivos y privados que impulsan a Córdoba como una provincia pujante, y puso todos los recursos y herramientas públicas para apuntalarlos. 
 
El lunes 15 de junio de 2015 cuando Juan Schiaretti en campaña se predisponía felicitar en Deán Funes a Raúl Figueroa, un día después de haber sido electo por primera vez, se reunió a las 18.45 en privado con el empresario Luis Carrizo en El Portal, un bar que estaba emplazado en la vieja estación de servicio YPF.
 
En esa mesa de café que duró aproximadamente 10 minutos, Luis le comentó brevemente el proyecto de montar una estación de servicio con restaurante, una institución deportiva y un hotel cinco estrellas donde hoy gran parte de ese emprendimiento es una realidad. 
 
“En la reunión le comentó el proyecto y Juan le puso a disposición toda la ayuda posible para que se concrete, porque sabía que iba a generar puestos de trabajo en la zona”, confió un referente del norte cercano al Gobernador.
 
Desde ese momento Carrizo y Schiaretti sellaron un vínculo de amistad que perdura hasta hoy. Es más,  en el partido centenario de Deán Funes y del Departamento Ischilín se llegó a pensar que Luis, radical de cuna, había sido conquistado por el PJ Cordobés y seducido para formar parte de ese proyecto político, rumor que el propio empresario se encargó de desmentir en más de una oportunidad a este medio.
 
(Foto archivo de la reunión en el bar el Portal de Deán Funes, año 2015).
 
“Me identifico con la manera de administrar y de hacer política que tiene Juan, yo sigo siendo radical aunque sé que hay un grupo de correligionarios que desde 2015 me quiere jubilar”, supo manifestar Carrizo en una nota lograda por Mirá El Norte.
 
A seis años de aquel encuentro Luis Carrizo no tan sólo montó la colosal estación de servicio (2017), sino que donó tierras de ese predio al municipio para transformarlas en un Parque Industrial y gestionar el desembarco de la firma internacional Brigestone, una iniciativa que generará unos 70 puestos de trabajo con el correr del tiempo. 
 
“Gobernador, la fábrica Bridgestone en Deán Funes va a ser su legado en el norte de Córdoba”, expresó el empresario desarrollista el día histórico de la firma del convenio entre Ministerio de Industria de la provincia, la Municipalidad y la empresa Bridgestone. 
 
“Esa frase fue en agradecimiento al apoyo que encontró en esta gestión provincial, sobre todo de los ministros Eduardo Accastello y Carlos Massei, con este último también tiene un contacto fluido desde el 2015”, señaló un amigo personal del Carrizo a este medio.
 
Por estas razones y más allá de sus orígenes y valores radicales, después de este camino recorrido es difícil imaginar que Luis esté del lado opuesto al de su amigo en esta puja política.
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Sociedad

Comentá esta nota