Transporte: se levantó el paro, pero las causas siguen latentes.

Si no hay cambios en el reparto de los subsidios, en 60 días se volverá a repetir el escenario de falta de servicios y medidas de fuerza. Marcha al Congreso y pedido por una ley.

Sociedad 19/05/2022

183_se-levant-el-paro-pero-las-causas-siguen-latentes-ch.jpg

“Esta vez se pudo desactivar el paro con mucho esfuerzo, pero el problema es cada vez más grande y en la próxima, la falta de servicio va a ser por tiempo indefinido”. Ese fue el diagnóstico que el intendente de Córdoba, Martín Llaryora, le hizo llegar a sus colaboradores más cercanos.
 
Lo que dice el intendente es que las causas que llevaron a esta medida de fuerza que iba a a dejar sin transporte a todo el interior del país por este jueves y viernes siguen estando latentes. Más aun: se profundizarán con el paso del tiempo.
 
Esas causas son el reparto inequitativo de los subsidios que permitió que los choferes que prestan servicio en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) pudieran cerrar rápidamente la paritaria y sin que los usuarios sufrieran ni un solo día de paro o que tuvieran que pagar un peso más de boleto.
 
La billetera de la Nación fue suficiente para que la discusión salarial pasara desapercibida para los porteños y los bonaerenses que viven en el Conurbano.
 
Para el interior, no fue así. Tanto que todo se destrabó por la reunión que promovió el martes el intendente Llaryora y su par rosarino Pablo Javkin entre todas las partes involucradas: el gremio UTA, los empresarios de Fatap, los funcionarios provinciales y los del Ministerio de Transporte de la Nación.
 
 
Hasta ese encuentro, sólo venían participando de las audiencias de paritarias el sindicato y las empresas, pese a que desde hace 15 días se pidió la presencia de las demás partes. Sólo con el paro vigente y por la acción de los dos intendentes se logró sentar a todos en la mesa y promover el acuerdo.
 
Los choferes obtuvieron un 50 por ciento de aumento que se pagará escalonado hasta agosto: 21 por ciento en abril, 27 por ciento en mayo y 38 por ciento en junio. En ese mes, el salario bruto inicial será de 150 mil pesos, aunque en el caso de Córdoba será de 180 mil pesos.
 
Además, percibirán un no remunerativo de 69 mil pesos en cuatro cuotas: la primera es de 15 mil pesos y corresponde a abril; las tres restantes son de 18 mil pesos.
 
Se pagará con un leve incremento de los aportes nacionales, con más subsidios provinciales, seguramente habrá más plata de los municipio y los usuarios pondrán también de su bolsillo con un boleto más caro. En el caso de Córdoba, se irá a unos 70 pesos.
 
Para peor, la paritaria es hasta agosto de este año, así que en dos meses se estará repitiendo la misma discusión, y con resultados probablemente similares: el Amba cerrando rápidamente el acuerdo con plata del Gobierno nacional; y el interior garroneando algún peso más de subsidios mientras los usuarios quedan de a pie y siguen pagando por boletos caros y servicios deficientes.
 
En el interior se instaló la idea de que el Gobierno nacional no sube las tarifas de transporte en Amba para que no impacte en las cifras de inflación. Pero las subas en el interior también pegan en el índice.
 
OJOS EN EL CONGRESO
 
En el Palacio 6 de Julio hay fastidio por el desinterés que muestra la Nación hacia el transporte del interior del país. Fuentes de Fatap reconocen que hay distritos donde las empresas están quebradas, y el servicio pende de un hilo.
 
En el acta del martes, UTA anticipó que se realizará una marcha federal al Congreso Nacional para que se sancione una Ley Federal de Transporte, que contemple un reparto equitativo y sin discrecionalidad de los fondos estatales.
 
Esa marcha cuenta con el apoyo no sólo de las delegaciones del interior del sindicato, acompañan los empresarios y los gobiernos locales. Consideran que será clave para que el problema cope la agenda del Gobierno nacional, y actúe en consecuencia dando luz verde a los cambios.
Abogado Laboral Cordoba

Más de Sociedad

Comentá esta nota