Tras 22 años, Carlos Ñáñez deja el Arzobispado de Córdoba.

Monseñor recordó en diálogo con Cadena 3 más de dos décadas de servicio a la Iglesia Católica y aseguró que "seguirá predicando y ofreciendo escucha".

Sociedad 05/04/2021

0_cura-caros-a-ez-cba-ch.jpg

“Desde el 12 de marzo de 1999 hasta ahora son poco más de 22 años y es una normativa eclesial del código de derecho canónico 401, que dice que al cumplir 75 el obispo debe presentar su renuncia al oficio pastoral y la institución decidirá su continuidad”, explicó el Monseñor, quien cumplirá esta edad el próximo 9 de agosto.
 
El obispo recordó su vida en Córdoba y cómo comenzó su vocación sacerdotal: “A los 8 años me mudé a barrio Cofico, donde asistí al colegio Presidente Sarmiento. Fui por los 75 años del colegio, realmente excelente con docentes que me prepararon adecuadamente y por eso mi ingreso al Liceo Militar fue facilitado, por la formación que había recibido”.
 
“Viví con agrado mi paso por el Liceo Militar, donde fui madurando, sobre todo en los últimos años, mi vocación sacerdotal con la ayuda de otros sacerdotes. Ya cuando ingresé casi no había uniformes, salvo raras veces, donde usábamos sotana. Sino vestíamos de civil hasta ser ordenados de sacerdotes”, recordó Carlos Ñáñez.
 
Tras cinco años de seminario, finalizó su preparación sacerdotal en la Universidad Gregoriana, donde concluyó sus estudios en Teología.
 
Y contó cómo nació la decisión de dedicarse a la religión: “De joven consideré muchas opciones, incluso el gabinete de Psicología del Liceo Militar hacia tests de orientación vocacional con diferentes posibilidades que nos ayudaban”.
 
Respecto a su retiro, indicó que “por un lado, la ley canónica lo establece”. “Pero también me parece que es un tiempo suficiente, yo no dejo de ser obispo ni sacerdote, sino que brindaré mis servicios desde otro lugar”, adelantó.
 
Y resaltó que “es bueno que haya una renovación”: “Vendrá otra persona que imprimirá su acento, si bien transmitirá lo que establece la Iglesia en todo el mundo, tendrá su propia impronta”, reflexionó.
 
“Quiero seguir predicando, ofreciendo escucha, reconciliación y eucaristía”, dijo.
 
En materia política, aseguró que siente “responsabilidad como todo ciudadano”, pero que nunca buscó “protagonismo en temas de poder”.
 
Entrevista de Miguel Clariá.
Abogado Laboral Cordoba

Más de Sociedad

Comentá esta nota