El Suoem y Martín Llaryora, en una prueba de resistencia que altera la atención y el tránsito

Este jueves, los municipales vuelven a la explanada municipal. La negociación es hermética. Las áreas de atención al vecino están paralizadas y la protesta se extiende a las calles. No hay descuentos, pese a que hay sectores que no trabajan hace semanas.

Política y Sociedad 09/06/2022

127_el-suoem-y-mart-n-llaryora-en-una-prueba-de-resistencia-que-altera-la-atenci-n-y-el-tr-nsito-ch.jpg

El conflicto salarial que enfrenta a la administración del intendente Martín Llaryora y al gremio de los empleados municipales de la ciudad de Córdoba (Suoem) continúa sin señales de solución y se va convirtiendo en una prueba de resistencia. El desafío comprende a ambas partes en conflicto, pero en especial a los vecinos que necesitan atención personal –sobre todo, en las áreas de Salud y Educación– y a los automovilistas que sufren los cortes en las calles cercanas a las dependencias municipales.
 
 
Los funcionarios municipales y los representantes del gremio mantienen activa la mesa de negociación paritaria. No obstante, es total el hermetismo respecto al estado de la discusión. El gremio pretende un aumento del 30 por ciento retroactivo a los salarios de mayo y tres aumentos del 11 por ciento en julio, septiembre y noviembre, con cláusula de revisión en octubre. La gestión Llaryora hizo una oferta inicial que no llegaba al 30 por ciento, en cuotas y con pagos no remunerativos. Todo indica que esa oferta ya fue mejorada.
 
Este jueves a las 11, los municipales de todas las áreas volverán a convocarse en la explanada del Palacio 6 de Julio. Al igual que el jueves de la semana pasada, realizarán una asamblea general donde el único orador será el titular del gremio, Rubén Daniele. La semana pasada el veterano dirigente trató de inútiles a los funcionarios municipales y dio un encendido discurso. No obstante, evitó las advertencias que en el pasado lo llevaron ante la Justicia por apelación a la violencia.
 
El Suoem, además, no incurrió en ningún momento en los desbordes violentos que eran habituales en anteriores conflictos. La presencia policial es permanente en el municipio, y además es abundante la presencia de cámaras. Desde el Ejecutivo se reitera que no se tolerará ningún acto violento.
 
En cambio, no hay ningún tipo de descuento vinculado a las semanas enteras que cientos de municipales llevan sin trabajar. La modalidad de protesta que anuncia el Suoem es de dos horas de asamblea por turno y quite de colaboración, pero en la práctica hay áreas enteras que no trabajan. En algunos casos, la parálisis lleva casi un mes. Como el gremio no declara paro, el municipio no realiza descuentos. Es decir, que la protesta no tiene costo alguno para los más de 9.700 empleados.
 
 
Así, en esta prueba de resistencia la administración municipal cuenta principalmente con la herramienta de no conceder ningún aumento mientras el gremio no acepte un acuerdo que suponga la total normalización de la atención. Advierten que el aguinaldo no estará impactado por la actualización, del mismo modo en que los salarios de mayo se pagaron sinn aumento.
 
Lo cierto es que hay una mayoría de empleados municipales que puede esperar. Los salarios brutos promedio que paga el Palacio 6 de Julio superaron en abril los 206 mil pesos. En tanto, los salarios brutos promedio de los funcionarios del Ejecutivo, del Concejo Deliberante y del Tribunal de Cuentas ascendieron a más de 270 mil pesos. En mayo todos los sueldos se mantuvieron en ese mismo nivel.
Abogado Laboral Cordoba

Más de Política y Sociedad

Comentá esta nota