Para Forbes, «Argentina no se convertirá en Venezuela» con Alberto presidente

La prestigiosa publicación económica llamó una "simplificación" al análisis que muchos hacen sobre que la victoria del Frente de Todos significa un "retorno del populismo".

Política 14/08/2019

0_alberto-fernandez-v.jpg

La revista norteamericana especializada en finanzas, Forbes, publicó un artículo titulado «El peronismo gana pero Argentina no se convertirá en Venezuela», en que critican la noción de que la victoria de Alberto Fernández en las PASO del domingo signifique un «retorno del populismo». El autor explica que este análisis se trata de una «simplificación», ya que «desde 1945, a través de 75 años de historia (35 en el gobierno), el peronismo supo como ser populista en los extremos ideológicos: desde el neoliberalismo hasta la extrema izquierda».
 
Asimismo, explicó que las razones de la derrota del macrismo se explican por el deterioro de las «variables macroeconómicas»: «La inflación saltó del 25% al 50%, el dólar se fue de los 15 pesos a los 45 (y es posible que salte a 60!), la pobreza se incrementó del 30% al 34%, la deuda al FMI se multiplicó, y la nación profundizó su recesión», explica Forbes.
 
Para Forbes, «la victoria de Alberto Fernández, cuya compañera de fórmula es la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK), implica más bien un giro hacia la centroizquierda a través de una coalición peronista que el regreso del kirchnerismo». Asimismo, explicaron que «durante los doce años del kirchnerismo (2003-2015), el peronismo fue populista, pero con políticas económicas diversas. Durante sus primeros cuatro años, junto a figuras como Roberto Lavagna (que terminó tercero en las primarias), Alfonso Prat Gay y Martín Redrado, el peronismo logró reconstruir la economía luego de que el país entró en default en 2001», ejemplificó la revista.
 
Forbes consideró a Fernández como un «peronista moderado» y lo citó cuando el candidato afirmó que el salto del dólar responde a una «reacción de los mercados cuando se dieron cuenta de que han sido engañados». Asimismo, explicaron que, luego de que abrieron los mercados el lunes tras las elecciones, el peso se volvió a devaluar de 45 a 60 pesos, y que además la victoria de Fernández es irreversible.
 
Y concluyen: «Tal como Argentina no se convirtió en Escandinavia en estos cuatro años de gobierno de Macri, es probable que el eventual nuevo gobierno no la convierta en Venezuela. Así que ¿adónde se dirige? Encerrada en su propia matriz, con reformas de desarrollo pendientes, la esperanza de los recursos naturales prevalece: los granos y la soja de ayer, el petróleo shale del mañana. Mientras tanto, Argentina no virará a Caracas, ni a Oslo. Más probablemente, continúe girando sobre sí misma, entre la ilusión y el desencanto».
 
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Política

Comentá esta nota