“Tucura, una plaga que se combate entre todos”: el comunicado del municipio de Quilino sobre la invasión de langostas

La Municipalidad de Quilino, emitió este sábado un comunicado explicando la situación que atraviesa la localidad con la invasión de langostas tucuras quebracheras.

Regionales 18/07/2020

0_langosta-tucura.jpg

El escrito se remonta a septiembre de 2004, mes en el llegaron los insectos a la zona y produjeron grandes perjuicios hasta hoy. 
 
Además, detalla las acciones que la gestión de Mabel Godoy llevó a cabo durante todos estos meses. 
 
Comunicado 
 
Debemos remontarnos al mes de septiembre del año 2004 para comprender la gravedad de la situación que produce este insecto. Daño que hasta el día de hoy se sufre en distintas zonas de nuestra localidad. En la mañana del día 13, Quilino comenzó a invadirse de tucuras, que 16 años más tarde, siguen devastando el follaje y la floración de los quebrachos y algarrobos autóctonos, pasturas, plantas citrícolas, plantas ornamentales de jardines, plazas y domicilios entre otras cosas.
 
16 años que no se pueden corregir en 6 meses de gestión, el trabajo en equipo fue incansable y permanente. Desde antes de asumir se golpearon puertas, llegó la época donde comenzaron a aparecer ninfas negras con amarillo y se logró la primera reunión con El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), funcionarios de la Secretaría de Agricultura de Córdoba, intendentes vecinos y productores.
 
En aquella oportunidad se detalló la situación de la presencia de la tucura quebrachera y se explicó el Programa Nacional de Langostas y Tucuras.  En esa mesa de trabajo integrada por el sector público y privado, participaron técnicos de distintos organismos como el coordinador de Protección Vegetal del Centro Regional Córdoba del Senasa, Maximiliano Mignani, la Ing Paula Massola, la Ing. María Virginia de la Torre y el técnico Ignacio Avalo; el jefe de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Felipe Díaz Yofre y el jefe del área de capacitaciones Sr Jorge Ojeda y desde el INTA participaron el Ing. Cristian Mohn y la Lic. Carla Quinteros.
 
Los objetivos siempre fueron claros: la erradicación de la Tucura Quebrachera.
 
La intendente municipal instruyó a su equipo de que se realizaran todas las gestiones a fin de que se pudiera capacitar en el manejo de mochilas aplicadoras, aun sabiendo que no había disponible fecha para entrar en el programa provincial de capacitación. Se logró el objetivo y se capacitó a distintas personas de la zona en la Ley N° 9164 de Productos Químicos y Biológicos obteniendo el certificado como Operadores de Mochila con autorización del Ministerio de Agricultura y Ganadería.
 
Se pusieron a disposición todas las vías de comunicación disponibles: línea telefónica gratuita 0800-999-2386, el correo electrónico: acridios@senasa.gov.ar; la sede de la Municipalidad y también la aplicación gratuita Alertas Senasa para sistemas operativos Android e IOS.
 
Entró en vigencia la Ordenanza 1106, creando el registro de aplicadores autorizados y disponiendo de un Ingeniero Asesor Fitosanitario para el control y emisión de las recetas necesarias.
 
Todo este trabajo sirve, mientras se cumpla con la Ley 27233 que fija la responsabilidad primaria en el productor en controlar la presencia de langostas y tucuras en sus campos y la obligación de avisar al Senasa ante la detección de la plaga. Lamentablemente de nada sirve el control de la zona urbana sin el compromiso de los grandes productores que no controlan en sus campos.
 
A pesar de esto, la Municipalidad continuó con las gestiones y logró tener el producto necesario para aplicar cuando se detectaran focos en nuestra comunidad.
 
Hoy se comenzó la aplicación en distintos vecinos de nuestra localidad con personal capacitado y producto aprobado que cuenta con un amplio poder residual. El estado adulto de la Tucura hace que la lucha sea más difícil, pero no está en los planes de la Intendente Mabel Godoy claudicar ante esta plaga que se llevó, por ejemplo, la miel orgánica que se imponía como uno de los productos que motorizaban la economía en otros tiempos.
 
Se sigue gestionando, se sigue trabajando, en equipo, como siempre. Pero se necesita el apoyo de todos.
En 16 años no se pudo lograr erradicar la plaga, no podemos pretender hacerlo en 6 meses.
 
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Regionales

Comentá esta nota