UCR: en Quilino ya mencionan el nombre de Oscar Mansilla como alternativa para el 2023

Su aparición en la lista partidaria generó mucho ruido hacia adentro. Dirigentes barriales lo analizan como una señal de cara hacia el futuro.

Política y Sociedad 07/04/2021

0_oscar-mansilla-mn-im-1.jpg

La interna radical que no pudo ser en los distritos de Quilino y Villa Quilino dejó una óptica partidaria más acomodada para el oficialismo, que tiene una fisura política de dos espacios y varios nombres con proyección para 2023.
 
Por el momento, en la superficie aparecen los concejales Ariel Rivero y Cecilia Villagran, dos caras conocidas de la UCR y con mucha exposición de su función, pero en la previa de las partidarias Carolina Bustos, la ex secretaria de Cultura de Soledad Carrizo y el gerente de la Cooperativa de Luz, Oscar Mansilla, también comenzaron a estar en comentarios de la sociedad. 
 
Este último fue la frutilla del postre al aparecer en la lista de los radicales, dado que hasta ese día se lo creía neutro o con la capacidad de conformar una nueva alternativa radical. 
 
Si bien desde su entorno explicaron a Mirá El Norte que fue incluido en el casillero de delegado sin su consentimiento, se conoció que legalmente para ser incorporado en una lista hay que presentar una serie de documentos y luego aceptar el cargo plasmando la firma, lo que echaría por la borda esa estrategia que lo dejaba nuevamente como indefinido ante la sociedad. 
 
Hasta donde consigo este medio, Mansilla, hoy con un trabajo ordenado y silencioso en la gerencia de la Cooperativa de Luz, adhiere a la conducción de la “Sole” y no a la de Rivero, con quien mantiene una diferencia política desde que éste quedó como presidente del Concejo Deliberante a cargo de la intendencia en el año 2013. 
 
Es más, la grieta entre Mansilla y Rivero se extendió hasta estos tiempos, donde se cree que el ex intendente está detrás de una lista opositora para derrocar política e institucionalmente al actual gerente de la Cooperativa de Luz. 
 
Cabe recordar que dentro del radicalismo, allegados a Rivero sospechan que Mansilla operó políticamente para que el Consejo de Administración no autorizará su retorno a la institución cooperativista, luego de la imputación por estafa que pesa sobre sus espaldas.
 
Una señal
 
Donde hay desconcierto es en el plano de los dirigentes barriales, que quedaron mareados luego de ver a Mansilla en uno de los casilleros de delgado. 
 
Si bien muchos de estos militantes se resisten a dejar de lado la figura de Ariel Rivero, analizan que hacia adentro la inscripción de Mansilla generó ruido y lo toman como una señal de cara al futuro.
 
Hoy el Óscar (por Mansilla) es un hombre de poder, conduce los destinos de la segunda institución más importante del pueblo donde además se maneja mucho dinero, a eso se suma su experiencia en política y su capacidad para administrar, por eso es una de las alternativas aceptables de Soledad”, expresó un dirigente barrial de trayectoria a MN. 
 
Nueva estrategia
 
A diferencia de la lista partidaria donde se sabía que no iba haber internas y se incluyó todos los referentes, imputados o no para no dejar a nadie afuera, un poco más arriba vienen delineando una estrategia para 2023 que no incluiría dirigentes que tengan que rendir cuentas en la Justicia. 
 
En este sentido, Oscar Mansilla, Carolina Bustos y Cecilia Villagrán, en ese orden, son lo que ya están boca de todos, los demás solo acompañarán. 
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Política y Sociedad

Comentá esta nota